Home » Calidad » Lean Management, el cero despilfarro en la gestión de la calidad

Lean Management, el cero despilfarro en la gestión de la calidad

704_3530915

El método Lean, que consiste en la aplicación del principio “despilfarros 0?, requiere de una serie de reformas de gran importancia en las organizaciones. Todos los mandos directivos, desde el gerente hasta los cargos intermedios, así como los empleados, deben enfocarse a la consecución de las siguientes metas:

  • Optimizar los procesos para mejorar la calidad.

  • Reducir al mínimo los tiempos y costes en la prestación de servicios de calidad.

  • Mejorar paulatinamente el sistema.

  • Dedicar poco tiempo y gasto a aquello que no aporte valor suficiente a los clientes.

Si queremos conseguir estos objetivos, debemos seguir algunas pautas para alcanzar la excelencia en el desarrollo de nuestro trabajo.

  • Dejar claro en qué beneficia realmente un producto al cliente. Puede utilizarse el sistema Value Stream Mapping.

  • Conocer los procesos de la cadena de valor que generan un producto de valor.

  • Superar los obstáculos que se interpongan en el proceso de producción, como por ejemplo: fallos humanos, pasos innecesarios, problemas con la maquinaria, etc.

  • Crear un sistema “pull” para lograr que se produzca sobre demanda, huyendo así del problema logístico de determinar la producción haciendo predicciones sobre las ventas y el consecuente margen de error, que implica pérdidas.

  • Seguir mejorando cada día. Hacer un análisis continuo de las necesidades de mejora más palpables.

Cuando hayamos seguido estas fases, habrá que hacer una vuelta en el camino y utilizar herramientas para la aplicación del Lean Management en cada área del negocio. Especialmente, debemos concentrarnos en un sistema “Just in Time”, que nos permita cumplir de manera rigurosa con los tiempos y los costes previstos.

Para poder desarrollar el nuevo modelo, es necesario que se fijen antes unas metas empresariales. Hay que señalar los indicadores y los procesos, así como el tiempo en el que quiere llevarse a cabo y el personal encargado de supervisarlo. Si queremos conseguir este objetivo, necesitamos un sistema de gestión que permita conocer las deficiencias en tiempo real

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *